LA LIBERACIÓN DEL ESPÍRITU

Nuestro espíritu es liberado de acuerdo con el grado de nuestro quebrantamiento.

DESCRIPCIÓN

Todo lo que llega a nosotros está ordenado por Dios. Para un creyente, nada es accidental. Él nos está tocando en todas las cosas y en todos los aspectos de nuestra vida con el propósito específico de quebrantarnos y librar nuestro espíritu para su libre ejercicio. Muchos años de sufrimientos, pruebas, impedimentos: ésta es la mano de Dios, buscando a diario llevar adelante su obra de quebrantamiento. Dios está sobre nosotros para quebrantarnos, no de acuerdo con nuestra voluntad, sino con la suya; no de acuerdo con nuestros pensamientos sino con los suyos; no de acuerdo con nuestra decisión sino con la suya. Ésta es la única manera que Dios ha ordenado. Para uno que no está quebrantado el evangelio está bloqueado y no puede fluir a través de su vida. Debemos inclinarnos profundamente ante Dios y confesar: “Dios me postro ante tí”. Nuestro espíritu es liberado de acuerdo con el grado de nuestro quebrantamiento. Cuanto más quebrantado esté, más sensible es. El camino del servicio yace en el quebrantamiento, en aceptar la disciplina del Espíritu Santo. 

Autor: Watchman Nee

 

EDITORIAL LOGOS​
 
Condarco 1440 - C1416AQH  
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
 
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - White Circle